Sudamericanos en el podio de maratón

El peruano Raúl Pacheco (segundo) y el argentino Mariano Mastromarino (tercero) lucieron esta mañana en el circuito del Ontario Place West Chanel, durante el maratón masculino de los Juegos Panamericanos. La prueba fue ganada por el cubano Richard Pérez, quien aceleró en el último kilómetro para superar a Pacheco -líder en casi toda la segunda parte del recorrido- y terminar en 2h.17m04s. A pesar de sus lágrimas en el final (sentía que podía ganar), Pacheco concretó una gran actuación: es la primera vez que un fondista peruano llega al podio del maratón masculino de los Juegos y se une a la resonante victoria de Gladys Tejeda en la prueba femenina. Pacheco marcó 2h17m13s y Mastromarino, quien también en la parte final superó al mexicano Daniel Vargas, se llevó la medalla de bronce con 2h17m45s.
Debido al calor, la humedad y el recorrido, la prueba se planteó con un ritmo lento. Y al cruzar la mitad del recorrido, lideraba el canadiense Robin Watson (1h09m19s). El brasileño Franck Caldeira de Almeida, campeón hace ocho años, también integraba el grupo puntero (49m22s en los 15 km), pero desertó a los 27 km, cuando marchaba tercero y comenzaba a decaer al sufrir un problema muscular en la rodilla derecha. Así se interrumpió una racha victoriosa de los maratonistas brasileños en los Juegos, que habían acumulado en las cuatro ediciones anteriores (el medallista olímpico Vanderlei Cordeiro de Lima fue campeón 2009 y 2003, Franck lo hizo en Rio 2007 y Solonei Rocha da Silva en Guadalajara 2011). En total, Brasil es el máximo ganador del historial (5) ya que también Ivo Rodrigues había logrado la prueba en Indianápolis 87.
Con la salida de Franck, Pacheco se fue afirmando en la punta, pasando los 25 kilómetros en 1h21m36s y los 30 en 1h37m19s. Era un ritmo conservador, pero sólido. Fue desde los 35 que Pérez comenzó su avance, lo mismo que Mastromarino (se integró al lote de diez poco antes del pasaje de los 30), quedó cuarto y vislumbró la posibilidad de una medalla a partir del 35.
Pacheco tenía el gran antecedente del sexto puesto en el maratón de Rotterdam, en abril pasado, detrás de la imbatible legión africana. Allí marcó un récord nacional de 2h11m01s que lo encumbraba como favorito para esta oportunidad. Perú prácticamente no tenía antecedentes en el maratón de los Juegos y recién participó cuatro años atrás, cuando el propio Pacheco terminó 12° en Guadalajara, y Constantín León séptimo.
Igualmente festejada fue la medalla de bronce de Mariano Mastromarino para el equipo argentino. Ex especialista en los 3.000 metros con obstáculos -fue campeón sudamericano y campeón panamericano junior- Mastromarino se convirtió últimamente en maratonista. Y hoy devolvió a su país al podio del maratón de los Juegos, algo que solamente había ocurrido en Buenos Aires (1951) cuando ganó el campeón olímpico Delfo Cabrera, seguido por el luego subampeón olímpico Reinaldo Gorno.
Aguelmis Rojas, un ex olímpico cubano que ahora representa a Uruguay, hizo su debut con la representación nacional «celeste» y terminó séptimo en 2h20m10s. Otros sudamericanos que completaron el recorrido fueron el peruano Raúl Machacuay (10° con 2h24m29s), el ecuatoriano Segundo Oswaldo Jami (11° con 2h26m27s) y el brasileño Ubiratán dos Santos (13° con 2h34m53s). En cambio, además de Franck Caldeira, abandonaron el chileno Roberto Carlos Echeverría y el venezolano Luis Alberto Orta.
Esta tarde, en el estadio de la Universidad de York,se cumple la última jornada de pista y campo. Y el atletismo de los 17° Juegos Deportivos Panamericanos se cierra el domingo con la marcha masculina de los 50 km.