ZAMBRANO, EXCEPCIONAL MEDALLA DE PLATA EN 400

El velocista colombiano Anthony José Zambrano, surgido del departamento del Atlántico, formado en la ciudad de Barranquilla, ha inscripto definitivamente su nombre en la historia grande del atletismo de nuestra región. En la jornada nocturna de este jueves 5 de agosto, en el Estadio Olímpico de Tokio, logró la medalla de plata de los 400 metros llanos con 44s.08, convirtiéndose así en el primer sudamericano que llega al podio en esta durísima prueba. Hasta ahora, la mejor actuación le correspondía al brasileño Sanderlei Claro Parrela, único que había alcanzado una final olímpica de 400, con su cuarto puesto en Sidney, hace veintiun años.

La prueba fue muy pareja, aunque la regularidad y consistencia de Steven Gardiner (Bahamas) le permitió mantener una luz de ventaja sobre sus rivales para terminar en 43s.85, uniéndole este oro olímpico al título mundial que obtuvo dos años antes en Doha, donde también Zambrano fue su escolta. Gardiner lo remató en la última recta, a la que había entrado con una ligera desventaja, mientras que el colombiano pudo presionar sobre el final para supearr a James.

La medalla de bronce fue para otro coloso de la especialidad, Kirani James (Grenada), el campeón de Londres 2012 y subcampeón de Río 2016, quien así llega al podio por tercera edición consecutiva, marcando 44s.19. Y lo hizo con gran empeño, ya que en las últimas temporadas estuvo casi al margen de las competencias al sufrir un problema de tiroides que obligó a un largo tratamiento. Pero en 2021 se fue mostrando muy recuperado y junto a Zambrano animaron varias de las principales competencias del circuito.

El trío de Gardiner, Zambrano y James dejó fuera del podio a los estadounidenses, tradicionales dominadores de la prueba y que aquí contaban con un dotado como Michael Norman, quien finalmente ocupó el 5° lugar con 44s31, precedido también por su compatriota Michael Cherry (44s21). El jamaiquino Christopher Taylor, quien había demostrado grandes condiciones en las competencias de u18 y u20, ahora empieza a pujar con los mayores y fue sexto con su registro personal de 44s79, cerrando Isaac Makwala (Botswana) con 44s94 y Liemarvin  Bonevacia (Holanda) con 45s.07.

La medalla de Zambrano es la primera en la historia para el atletismo de Colombia en el sector masculino de los Juegos Olímpicos. En damas, Colombia ya disfrutó el bronce de Ximena Restrepo en los 400 metros llanos de Barcelona 92 y, en tiempos recientes, la gloria de Caterine Ibargüen con su victoria en el salto triple de Río 2016, luego de su medalla de plata en Londres 2012.

«Tengo que convencerme de esto, soy… campeón olímpico», dijo Gardiner.

La prueba de los 400 metros, a lo largo del historial olímpico, era de tradicional dominio de Estados Unidos (ganó 20 de las 30 finales hasta el momento), pero ahora no sus velocistas no pudieron llegar al podio. El último estadounidense en ganar fue LaShawn Merritt en Beijing 2008. El primer título olímpico (Atenas 1896) correspondió a Thomas Burke quien, curiosamente, también triunfó en los 100 metros. Desde entonces, los 400m olímpicos catapultaron a algunos de los mayores héroes de la historia de los Juegos, como el cubano Alberto Juantorena quien -en Montreal 1976- produjo un histórico doblete 400/800. En México 68, dos estadounidenses fueron los primeros en quebrar la barrera de los 44 segundos, con triunfo para Lee Evans en 43s.86, delante de Larry James (43s.97). Evans, quien falleció hace pocas semanas, tuvo ese récord mundial imbatido por casi dos décadas. Otros de los grandes especialistas USA fueron Michael Johnson (campeón en Atlanta 96 con 43s49, cuando también batió el récord mundial de 200, y nuevamente campeón en Sydney 2000 con 43s84) y Jeremy Wariner, quien dominó la prueba en Atenas 2004 y escoltó a Merritt cuatro años después.

En otra de las finales de esta jornada de este jueves 5 de agosto en el Estadio Olímpico de Tokio, la venezolana Robeilys Peinado quedó 8a. en el salto con garrocha con 4,50 m. De esa altura fue directamente a los 4.70, que no pudo superar. Katie Nageotte, de Estados Unidos, se llevó el título con 4.90 m., cinco centímetros más que la rusa Anzhelika Sidorova, mientras que la británica Holly Bradshaw fue medalla de bronce con 4.85. Con 4.80, en el cuarto puesto, terminó la anterior campeona olímpica, la griega Katerina Stefanidí.

En salto triple, Pedro Pablo Pichardo -en representación de Portugal- alcanzó los 17.98 para llevarse la dorada, delante del chino Yaming Zhu con 17.57. El bronce quedó para Hugues Fabrice Zango (Burkina Faso), recordman mundial indoor, quien marcó 17.47, tres centímetros más que el estadounidense Willie Claye.