Yulimar Rojas: «Quiero llegar a los 16 metros»

ENTREVISTA DE TOMAS CAMPOS / DIARIO MARCA  ESPAÑA

Yulimar Rojas (Puerto La Cruz, 1995) mira desde su atalaya de 1,92 metros y no divisa competencia alguna. Y es que poca gente ha dominado una disciplina atlética con tanta autoridad como ella gobierna el triple salto. Un reinado que quiere extender a la longitud en un 2022 que puede ser el de su consagración como principal referencia del atletismo femenino mundial.

Mientras, vela armas en Guadalajara y aprovecha para visitar MARCA, donde le espera su premio como ‘Mejor Deportista del Año’. ‘Yuli’ está relajada y las palabras fluyen a borbotones. Que su dulzura no les engañe. Tras esa apariencia se esconde una fiera indomable que quiere más. Mucho más…

En la final de Tokio comenzó con un salto de 15,41 metros que le aseguraba el oro. ¿Qué recuerda de aquel día?
Yo sabía desde el principio que aquel 1 de agosto era un día mágico, porque estaba escrito que iba a ser campeona olímpica. Era mi momento y no podía dejarlo pasar, así que tomé conciencia de que debía disfrutarlo al máximo. Nada más caer en la arena en el primer salto supe que había asegurado el título, pero mi principal objetivo era el récord mundial.
¿Cuando se levantó del foso en el sexto salto sabía ya que lo había conseguido?
Sí, lo tenía clarísimo (ríe). Pero no tanto al caer sino incluso antes de iniciar la carrera. Miré a las gradas y sentí como un déjà vu, como que ya sabía lo que iba a pasar con ese salto. Fue pisar el tartán y sentir que el estadio estaba lleno y el covid no existía. ¡Guau, fue increíble! Me gustaría que los lectores estuvieran en mis zapatos para revivir aquello en primera persona. Como si todos los ojos del mundo estuvieran fijos en Yulimar Rojas durante esos preciosos segundos. Sentí una energía increíble, un plus que fue clave a la hora de lograr el récord. Tenía la piel erizada y el corazón se me quería salir del pecho durante aquel salto. Sabía que era el decisivo, el de la gloria. Así que en el momento en el que caí en la arena no tuve ni que mirar porque ya sabía que lo había logrado.
Además su salto se produce dentro de un contexto que no lo hubiera mejorado ni un guionista de Hollywood, porque coincide en el tiempo con el sorprendente oro de Jacobs en los 100 y el título compartido de Tamberi y Barshim en la altura.
Todo fue increíble, la verdad, porque se vivieron muchos momentos hermosos esa noche. Yo destacaría también mi abrazo con Ana (Peleteiro), porque en ese instante éramos una familia que triunfaba junta, como si España y Venezuela se hermanaran aún más. Tampoco olvido algo que no sé si se vio, que fue mi abrazo con Gianmarco (Tamberi). Le admiro mucho, ha sido capaz de superar una lesión muy complicada dando una lección de vida.
Menciona usted su abrazo con Peleteiro y lo cierto es que nunca se las había visto en una actitud tan cariñosa durante una competición, como si fueran cómplices y amigas mucho más allá de compartir los entrenamientos en Guadalajara.
Ana (Peleteiro) es una gran competidora y tiene algo que la hace especial, porque siempre sabe jugar sus cartas en el momento perfecto. Es verdad que nuestra relación fue más intensa los meses previos a los Juegos de Tokio. Durante aquellos días fuimos compañeras más que competidoras y creo que ella se benefició deportivamente y creció mucho, como ella misma admitió en otra entrevista en MARCA. Sí es verdad que cuando ella llegó al ‘Team Pedroso’ quizás hubo algo de celos porque pensó que Iván se centraba más en mí, pero ahora tenemos muy buen feeling. Ella es una excelente persona y la respeto muchísimo. Trabaja para ser la mejor del mundo y superarme y eso me enorgullece, porque no creo que me vea ya como a una rival sino como un ejemplo a seguir.
Video thumbnail
Alcanzar los 16 metros, gran objetivo de Yulimar Rojas en 2022
Porque cada entrenamiento es una especie de ‘mini Diamond League’, ¿no?
Bueno, esa es la clave. En alguna entrevista le he leído que entrenar conmigo es sinónimo de exigencia. No puedes darte el lujo de relajarte y bajar los brazos porque a mí me gusta entrenar duro. Ella lo ve ahora de esta forma porque sabe que yo soy una fiera y no me gusta perder en ningún escenario. Hay mucha competitividad entre nosotras, pero es sana porque nos animamos la una a la otra. Ana trabaja muy duro para ir acercándose a mí centímetro a centímetro.
 Iván Pedroso es un perfeccionista. ¿En qué puede mejorar aún Yulimar Rojas?
La verdad es que la mayor parte del trabajo ya está hecho porque he mejorado muchísimo la técnica desde que estoy con él (2015). Cuando veo mis saltos de aquella época y los comparo con lo que soy capaz de hacer ahora me quedo loca. Mi progresión ha sido tremenda gracias a él. Es evidente que siempre tuve el talento, pero hace falta alguien con su capacidad para pulir un diamante en bruto. Además lo ha hecho sin meterme ninguna presión. Él ha sido un padre para mí pero también una gran inspiración, porque es alguien a quien quiero superar en títulos -Pedroso tiene un oro olímpico y nueve títulos mundiales-.
Esa es una de las razones por las que la próxima temporada doblará y hará longitud y triple, ¿no?
Bueno, quiero probar, entre otras cosas porque me frustró no poder hacerlo en Tokio, donde pusieron la calificación de la longitud el mismo día que la final del triple. Estaba convencida de que podía ganar los dos oros. Al menos en el Mundial de Eugene de 2022 sí podré hacerlo porque no coincidirán.
Este año ya ha volado hasta los 7,27 metros -con viento irregular de +2.7-. De hecho, nadie ha saltado más que usted en la longitud en 2021. ¿Sueña con batir el récord del mundo de Galina Chistiakova (7,52)?
Claro que sí. Ese día en La Nucía, cuando salté 7,27, hice un par de nulos larguísimos que rondarían los 7,50.
¿2022 será el año de los 16 metros?
Siempre ha sido el gran objetivo. Primero había que lograr el récord mundial pero ser la primera mujer en volar hasta los 16 metros sería único, porque era impensable hasta mi aparición. Quiero reescribir la historia del triple. Por decirlo de otro modo, no quiero ser una más de las grandes saltadoras que han pisado los 15 metros. Soy muy creyente y sé que Dios me trajo al mundo para esto. Nací para hacer historia y ser muy grande.
Por cierto, ¿le ha pedido ya a World Athletics que la dejen saltar desde la tabla de batida de los hombres -a 13 metros por los 11 de las mujeres-? Porque algunas veces da la sensación de que tiene que acortar el paso para no comerse el foso.
Aún debo perfeccionar mi salto para que eso sea un problema real. Pero sí es verdad que si en el futuro llego a dar un paso de cinco metros, cabe la posibilidad de que caiga directamente sobre la arena. Si llega ese momento, será inevitable que cambien las reglas, al menos para mí, porque entiendo que tendrán que cuidarme. Y claro, lo lógico sería que usase la tabla de batida de los chicos.
Yulimar Rojas: "Quiero llegar a los 16 metros" 1
¿Qué le pareció la elección de Elaine Thompson-Herah como Atleta del Año -ella ganó en 2020-?
(Yulimar guarda silencio durante un buen rato). No sé qué decir. Es su elección y la respeto pero fue una desilusión para mí. Eso no quita que me haya alegrado por ella porque hizo un gran año con tres medallas en Tokio y la segunda mejor marca de la historia en los 100 metros, que es el evento rey. Además siempre hubo dudas sobre Florence Griffith, así que algunos consideran su crono (10.54) una especie de récord oficioso. Pero bueno, yo también hice una gran temporada y batí el récord mundial. Al final todo eso me motiva para el año que viene.
Hay mucha polémica por el sistema de los concursos en la Diamond League, donde se decide el ganador en el último salto. De hecho, su primera derrota en dos años fue en Mónaco por un nulo tras haber saltado 15,12 en su segundo intento. ¿Qué piensa al respecto?
Me parece evidente que ese sistema no sirve y hay que cambiarlo. Es una regla rara e injusta. Si tú haces una gran marca en los primeros saltos eso debería prevalecer. Con algo tan absurdo han logrado que gente como Pedro Pablo Pichardo -campeón olímpico en Tokio- sólo haga dos saltos en cada concurso de la Diamond. Se coloca de inicio entre los tres primeros y luego espera al último salto. Eso no tiene el menor sentido.

 Está claro que si hablamos del triple, usted es una superdotada. Parece que ha nacido para destrozar todos los registros de su especialidad. Visto así, usted juega con ventaja. ¿Qué piensa de la lucha de atletas como Caster Semenya, a la que se le pide que se medique por su hiperandrogenismo si quiere volver a competir en los 800 metros?

Es una pregunta compleja pero si me pongo en su lugar me sentiría muy frustrada. Ella nació así y es su naturaleza así que no tiene esa ventaja porque haya tomado ningún tipo de sustancia prohibida. Ella es una mujer total y tiene los mismos derechos que las demás. Así que voto a su favor y espero verla de nuevo compitiendo en las distancias que la han hecho tan grande.
¿ Te gustó esta noticia ?
¿ Quieres compartirlo ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
¿ Qué opinas ?

Falleció John Velzian

  Passed away by John Velzian Con gran tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de uno de los verdaderos gigantes del atletismo mundial y particularmente africano: John Velzian, a pocas

ArgentinaBoliviaBrasilChileColombiaEcuadorGuyanaPanamáParaguayPerúSurinamUruguayVenezuela

© 2021 atletismosudamericano.org