Un momento icónico, tres décadas atrás: Ximena

Este 5 de agosto de 2022 se cumplen exactamente tres décadas de la hazaña de la atleta colombiana Ximena Restrepo, hoy vicepresidenta de World Athletics.

En aquella jornada en el Estadio de Montjuic, en Barcelona, Ximena se convirtió en la primera velocista sudamericana -única hasta hoy- en llegar al podio olímpico al lograr la medalla de bronce de los 400 metros llanos con 49 segundos y 64 centésimas, registro que hasta hoy se mantiene como récord sudamericano. Fue, al mismo tiempo, la primera atleta de Colombia en lograr una medalla olímpica, iniciando así la gloriosa dinastía que prolongaron Caterine Ibargüen como campeona del salto triple en 2016 y el subcampeonato del 2012, y la marchista Sandra Lorena Arenas, subcampeona de la marcha de 20 km en Sapporo, el año pasado.

La carrera disputada el 5 de agosto de 1992 fue ganada por la francesa Marie-Jose Perec con 48s.83, seguida por la ucraniana (en representación del llamado Equipo Unificado) Olga Brzygyna con 49s.05, mientras que Ximena aventajó por cinco centésimas a otra atleta de ese mismo E.U.N., Olga Nazarova.

Nacida hace 53 años en Medellín, Ximena tuvo una brillante carrera atlética que incluyó acceso a las finales mundialistas y múltiples títulos sudamericanos, iberoamericanos y regionales.

En las semifinales olímpicas había bajado por primera vez los 50 segundos al fijar el récord sudamericano en 49.76, en tanto Perec, oriunda de las Antillas y campeona mundial vigente, se afirmaba como favorita con sus 49.48. En la final, Perec corrió por el quinto andarivel y Restrepo lo hizo por el sexto. Brzygina lideró la prueba hasta los 200 metros, cuando fue desplazada por Perec. Y al ingresar a la ultima recta, Restrepo que iba muy parejo resistió el avance de Nazarova para asegurarse el bronce.

Restrepo nació el 10 de marzo de 1969, comenzó a practicar deportes cuando pasó algunos años de su infancia con su familia en Curacao y luego e el colegio Marymount, donde contó con la guía de la profesora Emperatriz González, quien la llevó a las pruebas de velocidad. Ximena posteriormente desarrolló parte de su campaña (y sus estudios de Comunicaciones) en la Universidad de Nebraska, en EE.UU. Su despegue internacional se produjo tras ganar los 200 metros del Iberoamericano de La Habana en 1986 con apenas 17 años, marcando 23s.76. Entre sus grandes halagos hay que mencionar también su acceso a las finales mundialista de 400 en 1991 y 1993, y su brillante desempeño en el Iberoamericano de Mar del Plata, cuando obtuvo cuatro medallas de oro. Participó cuatro veces en las citas olímpicas, despidiéndose en Sydney 2000 como integrante del relevo corto colombiano.

Casada con otra leyenda del atletismo sudamericano, el chileno Gert Weil, gran campeona de bala, una de las hijas del matrimonio -Martina Weil- es hoy una de las mejores especialistas de nuestra región y recordwoman nacional en los 400 metros planos.

 

Lo más leído en 7 días