Romani, Pereira Campos, Mandros y Lasa le pusieron jerarquía mundial a la clausura en Cochabamba

Un brillante cierre tuvo el segundo Campeonato Sudamericano de Pista Cubierta, en la tarde de este domingo 20 de febrero en el Estadio Municipal de Cochabamba (Bolivia). Sobre todo, por la presencia y exhibición de varios atletas de primera línea internacional.

El consagrado lanzador brasileño Darlan Romani -cuarto en bala en los últimos Campeonatos Mundiales y Juegos Olímpicos- desplegó toda su jerarquía con un disparo de 21,71 metros en su tercer intento, estableciendo el nuevo primado sudamericano «indoor». Tenía 21.37 desde el 3 de agosto de 2018 en Birmingham. Su compatriota William Denilson Venancio Dourado, tras lucirse la semana anterior en Sao Bernardo, ahora fue su escolta con 19.83 m., quedando tercero el argentino Juan Ignacio Carballo con 19.04m.

En los 60 metros con vallas había gran expectativa por el desembarco -recién llegado de su exitosa gira europea- de otro brasileño, Rafael Henrique Pereira Campos. Y confirmó su espléndido estado de forma con 7s.58, que iguala el récord sudamericano que venía de lograr tres veces en las últimas dos semanas (el 4 en Berlin, el 9 en Mondeville y el 14 en Val de Reuil, compitiendo con los mejores del mundo). Su antecesor en el récord, el también brasileño Gabriel Oliveira Constantino, se llevó ahora la medalla de plata con 7s72 y el argentino Agustín Carrera quedó tercero con 7s.85, mejorando en dos centésimas el primado de su país. Aún el peruano Mauricio Garrido (7.87) y el colombiano Yojan Camilo Chaverra (7.98) quedaron por debajo de los 8s.

El salto en largo ofreció el espectáculo que se esperaba por las recientes prestaciones del uruguayo Emiliano Lasa y el peruano José Luis Mandros. Finalista mundial y olímpico, Lasa inició su temporada en saltómetros brasileños por arriba de los 8 metros. Y en la jornada de este domingo pareció tomar la delantera hasta la tercera ronda, en la que consiguió su récord nacional indoor de 8.10. Pero allí apareció Mandros para colocar 8.12 en el cuarto y, tras un nulo en el siguiente, cerró su participación con formidables 8.17 que lo elevan al tercer lugar de la lista sudamericana all-time. Mandros está entrenando actualmente en España y había «avisado» de sus posibilidades con los 8.09 durante el torneo previo de este viernes, en Cochabamba, en tanto que bajo techo Lasa tenía un mejor antecedente de 7.98, logrado hace tres años en Madrid.

La medalla de bronce fue para el brasileño Samori Uiki Fraga Bandeira con 7.82, delante de su compatriota Gabriel Boza, cuyos 7.47 constituyen el primado sudamericano u20.

También el heptathlon tuvo muy buen nivel, con triunfo del brasileño Felipe Vinicius dos Santos con 5.799 puntos, seguido por el venezolano Georni Jaramillo con 5.552 y José Fernando Ferreira Santan con 5.489.

La cosecha brasileña se extendió con tres triunfos en damas: Ketiley Batista en los 60 metros vallas con 8s.41 (siete centésimas por delante de la peruana Diana Bazalar),  Sarah Suelen Fernandes Freitas con 1.79 m. en salto en alto e Isabel Demarco de Quadros con 4,10 m. en salto con garrocha. Y en el cierre del Sudamericano , Venezuela (3m16s91 en hombres) y Bolivia (3m47s37 en damas) ganaron los relevos 4×400.