Noche de domingo, con clima vibrante en Guayaquil

Es realmente conmovedor -tanto por parte del entusiasmo de los atletas como por organizadores, entrenadores, jueces y toda la familia de nuestro deporte- que se esté celebrando el Campeonato Sudamericano. El mundo entero vive un drama, afecta a todos. Pese a ello, la decisión de llevar adelante lo que constituye el motor de la actividad deportiva de esta comunidad atlético es valorable. En medio de tantas dificultades y casi en emergencia, de apuro, la FEderación de Ecuador lo lleva adelante, cumpliendo con los protocolos sanitarios. Lamentablemente, y como sucede en casi todo el mundo, no es posible que el público pueda disfrutar de la fiesta deportiva. Pero los atletas se están brindando por entero, a pesar de que ellos también han sufrido las privaciones en su preparación a lo largo de más de un año.

Y la noche de este domingo 30 de mayo en el Estadio Alberto Spencer, en Guayaquil, ofreció varios espectáculos emotivos y marcas de calidad.

Uno de ellos se vio en los 5.000 metros llanos con las hermanas venezolanas Edymar y Joselyn Brea haciendo historia una vez más junto a la argentina Florencia Borelli y la colombiana Carolina Tabares. El ritmo endemoniado de la prueba se acentuó al ingresar a la última vuelta. Pareció que Joselyn -flamante recordwoman de su país con 15m21s41 desde el 15 de abril en Barinas- sería la dueña, marcando ese ritmo en dicha vuelta. Borelli, dispuesta a defender su corona de Lima 2019, no se quedó atrás y a falta de 50 metros logró una mínima luz de ventaja. Sin embargo, la otra de las hermanas Brae -Edymar, campeona de 10 mil- apareció con una sorpresiva velocidad final y casi sobre la línea de sentencia se llevó el triunfo de una prueba inolvidable. Tal como sucediera en 1.500 y 10.000 en la jornada anterior, es la primera vez en el historial del Sudamericano que Venezuela se lleva un título en 5.000. Y así las hermanas Brea completan un ciclo de tres títulos en dos días. Marcas de buen nivel, con Edymar en 15m47s16, Borelli en 15m47s46 y Joselyn en 15m48s24, y aún Tabares por debajo de los 16 minutos (15m55s39). En el quinto puesto, la boliviana Yessica Jhoslyn Camargo (16m13s14) estableció el récord de su país, tal como lo había logrado el día anterior en los 10.000m.

En lanzamiento del martillo, los atletas de Chile surgidos de la «factoría» que conduce el maestro Mario Saldías en su reducto de Temuco vienen marcando el rumbo en estas últimas temporadas, con un nivel inaccesible para sus rivales. Recientemente, tanto el campeón panamericano Gabriel Kehr como su compañero Humberto Mansilla consiguieron la ansiada clasificación para los Juegos de Tokio y se aproximaron al récord sudamericano de Wagner Domingos. Con esa tranquilidad, asumieron su participación en Guayaquil y esta vez el triunfo fue para Mansilla con 75.83, con medalla de plata para Kehr (75.18) y bronce para el argentino Joaquín Gómez (71.32).

Brasil siguió acaparando títulos y solamente aquellas pruebas, además del salto con garrocha ganado por el argentino Germán Chiaraviglio con 5,55 m -su cuarto título en el historial- escaparon a la hegemonía de la potencial regional, en esta noche del domingo.

El mayor espectáculo lo ofreció Rafael Henrique Campos Pereira con sus 13s.35 en los 110 metros con vallas, que lo ubican en el top 10 histórico de Sudamérica y constituyen el nuevo récord de los Campeonatos.

El lanzamiento de bala, tanto en hombres como mujeres, también fue para Brasil con valores que alcanzaron por primera vez estos títulos Livia Avancini en damas superó los 17 metros (17.34) para aventajar a dos de las favoritas -la venezolana Ahymará Espinoza y la chilena Ivanna Gallardo- mientras que Wellinton Silva Morais protagonizó un gran duelo con el ascendente valor argentino Nazareno Sasia en hombres. COn su cuarto disparo, Silva Morais llegó a 19.87 y pasó al frente, quedando Sasia en el segundo puesto con marca personal de 19.79 y bronce para su compatriota Ignacio Carballo (19.51).

Uno de los atletas de Brasil que sueña con llegar a la final olímpica es Aleksandro do Nascimento de Melo. Bronce en salto, se concentra ahora en el salto triple, especialidad hegemonizada en nuestra área por Brasil que a través del apodado «Bolt» logró ahora el 31° título del historial, con una marca de 16.97. La medalla de plata fue para el venezolano Leodan Torrealba con 16.89w y el bronce para un ex campeón, el representante de Surinam, Miguel van Assen, con 16.73w.

Y en lanzamiento de martillo, la brasileña Mariana Grasielly Marcelino completó la gran noche de Brasil, sumando su tercer título consecutivo en la especialidad con 66.16 metros.

Fotos, por Sebastián Lasquera (CADA) – Wagner Carmo (CBAT) – Oscar Muñoz (Fedachi) – F.E.A.