Más medallas para Guyana y un récord mundial de Jamaica en los Carifta Games

La 49a. edición de los Carifta Games -el gran evento juvenil para los países del área caribeña- concluyó este lunes 18 de abril en el Estadio Nacional de Kingston (Jamaica). Allí, las atletas de Guyana sumaron nuevas medallas: Attoya Harvey fue tercera en los 800 metros para la categoría u17 con 2m.14s.08, prueba en la que su compatriota Narissa McPherson quedó 4a. con 2m.16s.13. Y en la misma prueba, pero en la u20, la guyanesa Adriel Austin logró la medalla de bronce con 2m13s62. La velocista Keliza Smith, tras lograr el récord nacional juvenil de los 100 metros, ahora fue 4a. en los 200 con 24s.40. Y en salto triple, donde el nuevo prodigio jamaiquino Haydou Hibbert llegó a 17.05 (w), los guyaneses Stafon Roach y Trevon Hamer fueron 4° (15.31) y 6° (14.14) respectivamente. Guyana logró dos medallas de oro en estos Juegos, uno a cargo de Harvey sobre 1.500 metros y otra con Anisha Gibbons en jabalina de la categoría u20.

Durante estos Juegos se batió el récord mundial u20 de damas en el relevo 4×100 a cargo de las jamaiquinas. Esta es la nota especial de World Athletics:

W.A., por Noel Francis

Un récord mundial femenino U20 4x100m destacó la 49.ª edición de los Juegos Carifta en Kingston, Jamaica, del 16 al 18 de abril, mientras atletas y fanáticos celebraban apasionadamente el regreso del evento después de un aplazamiento de dos años.

El evento de tres días vio a Jamaica mantener su dominio caribeño en su tierra natal, encabezando el medallero con 45 medallas de oro, 29 de plata y 18 de bronce. Las Bahamas terminaron en segundo lugar con cuatro medallas de oro, seis de plata y siete de bronce, seguidas por las Islas Vírgenes Británicas con cuatro de oro, dos de plata y una de bronce.

Junto con el récord mundial U20 4x100m de 42,58 establecido por Serena Cole, Tina Clayton, Brianna Lyston y Tia Clayton, hubo varias otras actuaciones excepcionales de la próxima generación de estrellas regionales, lo que generó la esperanza de un futuro brillante.

El presidente de World Athletics, Sebastian Coe, visitante anual de los Juegos, pronunció el discurso de apertura. También asistieron el Primer Ministro de Jamaica, Andrew Holness, quien declaró inaugurados los Juegos, el Primer Ministro de las Bahamas, Philip Davis, y Mike Sands, Presidente de la Asociación de Atletismo de América del Norte, América Central y el Caribe, además de Sir Austin Sealy, fundador de los Juegos Carifta, y Olivia Grange, Ministra de Cultura, Género, Entretenimiento y Deporte de Jamaica.

Se unieron a ellos para ver a la próxima generación de estrellas del atletismo algunas de las leyendas del deporte, incluidos los grandes de la velocidad de Jamaica, Usain Bolt y Shelly-Ann Fraser-Pryce.

Estaba claro a partir de las eliminatorias de 100 m que habría muchos fuegos artificiales en la final. Sin embargo, una candidata poco probable, no de Jamaica, surgió y atrajo la admiración de la multitud agradecida con una exhibición impecable de sprint. Adaejah Hodge, en representación de las Islas Vírgenes Británicas, siguió ganando y recortando partes de sus mejores tiempos personales a lo largo de las rondas. En la final Sub-17 registró una excelente victoria en 11,29 (0,5 m/s), solo 0,02 del récord de los Juegos que ostentaba la campeona mundial Sub-20 de 2018, Briana Williams. Esto siguió a actuaciones de 11,54 (-3,2 m/s) en las eliminatorias y 11,44 (0,8 m/s) en las semifinales.  Estaba tratando de romper el récord de los 100 metros porque Briana Williams y yo compartimos cumpleaños y hubiera sido genial si ambos rompiéramos el récord de Carifta”, dijo Hodge, quien ahora tiene el récord nacional sub-20 de su país.

En un momento de gran dramatismo, Hodge agregó el título de salto de longitud sub-17 a sus logros con su último intento, saltando 6,20 m (4,1 m/s) asistida por el viento. La competencia de salto de longitud se llevó a cabo al mismo tiempo que las semifinales de 200 m y Hodge coronó un fin de semana increíble al completar un memorable doble de sprint y un triplete de juegos, alcanzando 23,42 (-3,0 m/s) en la final de 200 m para consolidar su estatus como la atleta más destacada de los Juegos y merecidamente asegurando el premio Austin Sealy.

Adaejah Hodge recibe el premio Austin Sealy en los 49º Juegos Carifta en KingstonAdaejah Hodge recibe el premio Austin Sealy en los 49° Juegos Carifta en Kingston (© Athelstan Bellamy)

El nivel de decibelios de la multitud expectante subió varios puntos antes del comienzo de la tan esperada final de los 100 metros sub-20, y las jamaiquinas no decepcionaron. La campeona mundial sub-20 Tina Clayton consiguió otro título de 100 m después de superar a su hermana gemela Tia – 11,22 a 11,30 (0,6 m/s).

“Mi salida me desconcertó un poco, pero ejecuté bien durante el resto de la carrera y creo que lo hice bastante bien”, dijo Tina, quien estaba compitiendo en sus primeros Juegos Carifta.

En la final masculina sub-20, De Andre Daley se recuperó de un comienzo lento para terminar con una floritura, registrando el mejor tiempo de su vida de 10,23 (0,7 m/s). Su compañero de equipo jamaiquino, Bouwahghi Nkrumie (10.28), parecía el probable ganador después de destacarse del campo con su característica salida explosiva y liderar con 30 metros para el final antes de que Daley pasara y lo relegara a la plata.

Jamaica tiene la reputación de producir algunos de los tiempos de relevo de 4×100 m más rápidos del mundo, incluidos los récords mundiales. El sábado (17), el cuarteto de Cole, Tina Clayton, Lyston y Tia Clayton -en ese orden de ejecución- desencadenó celebraciones desenfrenadas dentro del estadio nacional después de romper el récord mundial femenino U20 4x100m con una carrera de 42,58. Mejoró el récord anterior de 42,94 también establecido por un cuarteto de Jamaica el año pasado en el Campeonato Mundial Sub-20 de Atletismo en Nairobi, Kenia.  “Este fue el segundo récord mundial para mí”, dijo Cole. “Sin embargo, este se sintió diferente porque estaba frente a nuestros seguidores y las celebraciones al final nos hicieron sentir muy bien”.

El récord mundial fue un acto difícil de seguir, pero los hombres sub-20 de la nación anfitriona, sintiendo que tenían que mantener la atmósfera festiva, corrieron a toda velocidad para registrar un récord de Juegos de 39.15. La victoria también aseguró que Jamaica capturara los cuatro relevos de velocidad de los grupos de edad.

El país anfitrión sacó la escoba en los relevos de 4x400m, arrasando en todas las finales disputadas por amplios márgenes.

Jamaica mantuvo su dominio en los 400 metros, consiguiendo los cuatro títulos U17 y U20 y logrando tres finales 1-2. Delano Kennedy igualó su mejor marca personal de 46,66 en la final masculina sub-20, mientras que en la equivalente femenina Kaylia Kelly recortó más de un segundo su mejor marca anterior (53,46) al correr 52,32.

“Me sentí agradecido actuando frente a mi público local”, dijo Kelly. “Estaba tan feliz por su apoyo y simplemente salí a dar lo mejor de mí y obtuve mi mejor marca personal”.

Michelle Smith, de las Islas Vírgenes de los EE. UU., fue otra artista destacada, que mostró su amplio rango, consiguiendo dos medallas de oro sub-17 en los 400 m con vallas (58,61) y 800 m (2:10,78) respectivamente y una plata en los 100 m con vallas detrás de la jamaicana Bryana Davidson.

Attoya Harvey de Guyana (4: 45.24) y Keeran Sriskandarajah de Trinidad y Tobago (4: 10.58) detuvieron el dominio de Jamaica en los eventos de media distancia, ganando las finales de 1500 m sub-17 de niñas y niños respectivamente, con carreras cronometradas. 

Por otra parte, Aaron Antoine de Trinidad y Tobago, quien perdía en la cuenta regresiva, produjo una actuación decisiva para prevalecer en un duelo fantástico con Brandon Pottinger de Florida, de Jamaica, en la final de salto de altura Sub-20, luego de superar una marca personal de 2,16 m en su último intento.

“Es la mejor competencia que he tenido en mi vida”, dijo Antoine. “Estoy agradecido con el público de Jamaica, que me apoyó mucho y me dio la energía”.

Jaydon Hibbert, medallista de plata mundial sub-20 en triple salto de Jamaica, estableció un récord en los Juegos después de saltar a 16,46 m (0,5 m/s) para sumarse a su éxito en salto de longitud (7,62 m) un día antes.

Jaydon Hibbert en triple salto en la 49ª edición de los Juegos Carifta en KingstonJaydon Hibbert en triple salto en la 49ª edición de los Juegos Carifta en Kingston (© Athelstan Bellamy)

Keyshawn Strachan, un imponente bahameño marcó la pauta en el día inaugural cuando lanzó la jabalina 79,89 m para establecer un liderazgo mundial y un récord de campeonato, eclipsando la marca anterior de 78,28 m que tenía el campeón mundial de Granada en 2019, Anderson. Peters.

“Llegué a este campeonato con una mentalidad positiva”, dijo Strachan. “Mi objetivo desde que comencé a entrenar en septiembre del año pasado era venir a Jamaica y romper el récord. Mi próxima meta es ganar el oro en Cali, Colombia”.

Su compatriota Dior-Rae Scott rompió el récord del campeonato en jabalina U17 femenina, enviando la lanza a 44,57 m.

En el disco sub-20 masculino, Kobe Lawrence de Jamaica lanzó 60,77 m para ganar el oro, su segunda mejor actuación detrás de su mejor marca personal de 60,92 m. Lawrence también mostró su destreza en el lanzamiento de peso, empujando la bola de metal a 20,02 m para un récord de los Juegos. 

Después de su  aplazamiento de dos años, World Athletics celebró el regreso de los Juegos Carifta lanzando una campaña para ayudar a plantar 15.000 árboles frutales en su honor en el país anfitrión de este año, Jamaica. La campaña ha visto a World Athletics asociarse con One Tree Planted, una ONG ambiental financiada por donantes con sede en los EE. UU. que planta un árbol por cada dólar estadounidense que se dona.

Los participantes pueden donar tan solo $2 a través de la página de contribuciones y durante el fin de semana del evento se recaudaron contribuciones para más de 2600 árboles.