La celebración de Alison por su hazaña

Fuente: CBAT

El brasileño Alison Brendom Alves dos Santos celebró mucho el resultado, primero en la pista y luego con un pequeño grupo de brasileños que estaban en el Estadio Olímpico de Japón. Su medalla de bronce en los 400 metros con vallas -la carrera más espectacular de la historia- fue la primera del atletismo brasileño en estos Juegos. Pocas horas después, Thiago Braz da Silva sumaba otra medalla de broince con su gran actuación en salto con garrocha.

“Lo que se me pasó por la cabeza cuando crucé la línea es que somos medallistas olímpicos y cuando terminé la carrera vi que había personas que eran muy importantes para mí en la pantalla mirándome, emocionándose con lo que hacíamos. No estoy aquí solo para mí. También corro para otras personas, mi entrenador, mi familia, mis patrocinadores, todos los que me gritaron y me animaron. No solo represento a Alison y al atletismo, represento a una nación y los tengo conmigo, recibí el cariño de la poca gente de Brasil aquí, sobre todo porque no tengo público. La poca gente de Brasil aquí hizo la gran diferencia gritando. Esta medalla no es solo mía, es de Brasil ”, comentó Alison emocionado.

Piu, como se le conoce en el atletismo, mostró toda su alegría. “Hablé con mi padre y mi madre (Gerson y Sueli) unos días antes y también los corro. Corro por Gersão. Me muero por volver a São Joaquim da Barra para hacerle una broma, gritarle un seis al oído. Muy feliz. Quiero volver a ver a mis hermanos, a mis vecinos de São Joaquim da Barra”, dijo, refiriéndose a la ciudad donde nació el 3 de junio de 2000.

La medalla de oro en los 400 metros vallas la ganó el noruego Karsten Warholm, que batió su propio récord mundial, con un tiempo de 45s.94, y la plata fue para el estadounidense Rai Benjamin, con 46s.17 – los dos eran los grandes favoritos y junto a Alison protagonizaron la la carrera de 400 m con vallas más fuerte de todos los tiempos.

«¿Qué fue eso, eh? ¡Fue sensacional! Surrealista, una palabra que lo define todo», comentó el técnico Felipe de Siqueira.

Cuando terminó la prueba miré la pantalla, vi que había sido tercero, miré la pantalla y vi 45 … pensé que estaba en la prueba incorrecta. No son 400 m con vallas, aquí no. Warholm estaba bajo presión e hizo lo que todos pensaban que era imposible con el récord mundial ”, comentó. “Yo era ligero. Llevo gente conmigo, pero están aquí para empujarme hacia adelante. Me ayudaron a mantener el pie en el suelo. Tengo que agradecer a Edson Luciano y al Instituto donde me descubrieron, el Ayuntamiento de São Joaquim da Barra, donde comencé ”.

Alison recordaba a mucha gente. “Quiero agradecer a mis patrocinadores y miembros del Comité Técnico y al entrenador Felipe de Siqueira. Necesito darme una ducha, cambiarme de ropa, tengo que ir allí para prepararme para el podio ”, bromeó.

Para conseguir la medalla, Piu corrió las eliminatorias, el jueves 29 de julio, en 48.42, y las semifinales el domingo (1 de agosto) en 47.31, cuando batió nuevamente el récord sudamericano. Centrada en los 400 m con vallas, Alison tuvo que renunciar a participar en el relevo mixto 4×400 m, prueba en la que es medallista de plata en el Mundial de Silesia, celebrado en mayo en Polonia.

El deportista, de 2,00 my 76 kg, dice que le gusta soñar en grande. “Tenemos que pensar en grande y trabajar duro para lograr estos sueños. “En 2019, mi objetivo era ganar el oro en los Panamericanos Sub-20, terminé ganando y luego gané los Juegos Panamericanos, los Sudamericanos, la Universiada y fui finalista del Mundial de Doha”.

Medalla de oro en el relevo mixto 4×400 m en el Mundial Sub-18 en Nairobi-2017, en Kenia, y bronce en los 400 m con vallas en el Mundial Sub-20 en Tampere-2018, en Finlandia, Alison comenzó en atletismo cuando Fue invitado a hacer una prueba en la escuela y, aprobado, fue llamado a entrenar. Dijo que le tomó cuatro meses irse, animado por un amigo que estaba entrenando. Fue descubierto por la técnica Ana Cláudia Fidélis, del Instituto Edson Luciano Ribeiro.

Antes de Alison, sólo tres brasileños habían participado en la final olímpica de los 400 m con vallas: Sylvio de Magalhães Padilha, 5o en los Juegos de Berlín-1936 –hace 85 años–, Eronilde Nunes de Araújo, 8o en Atlanta-1996 y 5o en Sydney -2000, y Everson da Silva Teixeira, séptimo en Atlanta-1996.

¿ Te gustó esta noticia ?
¿ Quieres compartirlo ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
¿ Qué opinas ?

ArgentinaBoliviaBrasilChileColombiaEcuadorGuyanaPanamáParaguayPerúSurinamUruguayVenezuela

© 2021 atletismosudamericano.org