Gran actuación de los marchistas sudamericanos en los 35k y Pintado, 4°

Aún cuando no pudieron llegar al podio, los marchistas sudamericanos ratificaron su jerarquía en la marcha masculina del Campeonato Mundial, en la mañana de este domingo 24 de julio, fecha de cierre en Eugene. En la prueba de los 35 kilómetros, que se disputaba por primera vez (reemplaza a los 50 km en la programación), tres de los representantes sudamericanos se ubicaron en el top 8 y, además, barrieron con las marcas nacionales vigentes hasta ahora.

El ecuatoriano Brian Daniel Pintado emergió como la figura de esta camada con un notable cuarto puesto, peleando hasta los últimos tramos por una medalla con uno de los más laureados y experimentados marchistas del mundo, el sueco Perseus Kärlstrom. Y nuevamente el brasileño Caio Oliveira de Sena Bonfim y el colombiano Eider Arévalo (ex campeón mundial de 20km en 2017 y que ahora lució recuperado) demostraron su calidad. Ellos tres y el peruano César Augusto Rodríguez (16°) estuvieron por debajo de las 2h30, cuando el tope sudamericano vigente hasta ahora era 2h30m46s del colombiano José Leonardo Montaña, el pasado 23 de abril en Dudince. Esta vez Montaña abandonó.

El italiano Massimo Stano, campeón olímpico de los 20km el año pasado en Sapporo, hizo ahora la transición a la distancia mayor. Lo había insinuado en abril, con su triunfo de 2h29m09s en Dudince. Y en esta cita mundialista ratificó su capacidad táctica para llevarse el triunfo en 2h.23m.14s, aventajando en gran duelo al japonés Masatora Kawano, quien quedó apenas a un segundo. La medalla de bronce fue para Karlstrom con 2h23m44s, mientras que Pintado fue 4° con el nuevo tope sudamericano de 2h.24m.37s. El chino He Xiang Hong terminó 5° con 2h24m45s, delante del canadiense y bronce olímpico de los 50k en Sapporo, Evan Duffee (2h25m02s). Y luego apareció Caio en el 7° puesto con 2h25m14s, seguido por Arévalo con 2h25m21s.

Los otros sudamericanos se ubicaron así: 16° César Rodríguez (Perú) 2h29m24s, 24° Cristian Andrés Chocho (Ecuador) 2h33m28s, 28° Diego Pinzón (Colombia) 2h34m26s. Abandonaron José Leonardo Montaña (Colombia), Johnatan Amores (Ecuador) y Luis Henry Campos (Perú).

El japonés Kawano era el marchista que llegaba con mejor antecedente en la distancia, gracias a su récord asiático de 2h26m40s logrado a principios de esta temporada en Yuajima. Tras su 6° puesto olímpico y el 4° de marzo pasado en la Copa Mundial de Omán, aspiraba al podio. Pero fue su compatriota Daisuke Matsunaga el que le imprimió un fuerte ritmo a la prueba en un circuito de la avenida Martin Luther King, en Eugene: pasó los 10 km en 40m38s, con casi un minuto de ventaja sobre el «pack» que incluía a Pintado y Arévalo, entre otros. Aquella ventaja se fue acortando y sobre los 20 km, Matsunaga aún seguía al frente (1h22m33s) en tanto el grupo que iba a pelear las medallas se ubicaba a solo siete segundos. Una vez que Matsunaga desapareció de la lucha principal -lo alcanzaron en el kilómetro 21 y terminó en el 26° puesto a más de diez minutos del campeón- el comando fue para Stano y Kawano por el oro, que se resolvió ajustadamente, en tanto Pintado y Karlstrom libraron una intensa puja por el bronce.

Campeón panamericano de los 20km en Lima 2019, Pintado recién avanzó sobre los 35 km con su título nacional en Machala, en enero pasado (2h32m40s). Pero concentró su campaña internacional en los 20 km, con excelentes resultados como el 4° puesto en la Copa del Mundo en Omán (1h24m35s) y el 5° que logró la semana pasada en Eugene con su marca personal de 1h19m34s, siendo también allí el mejor sudamericano en la distancia. Dentro del circuito europeo de marcha ganó en Rio Maior, fue 4° en Podebrady y 5° en La Coruña. Una excelente temporada, complementada por este nuevo récord.