El gran Darlan Romani ya está en la final de bala

Desde las 11.05 de este jueves 5 de agosto (casi la medianoche del miércoles 4 según el horario de los países sudamericanos) los mejores lanzadores de bala del mundo pelearán por las medallas en el Estadio Olímpico de Tokio. Y entre ellos, una vez más, estará este notable atleta brasileño y gran personalidad atlética, procedente de Concordia (Santa Catarina): Darlan Romani. Como la inmensa mayoría de sus compatriotas y gran parte del mundo, pasó múltiples privaciones por la cuarentena. Tuvo muchas restricciones durante el año pasado para retomar sus entrenamientos y varios problemas físicos, además de la falta en estos meses de su entrenador Justo Navarro. Finalmente, en esta temporada recuperó el ritmo y volvió a competir en su país. Y ahora, con un registro de 21.31 en la etapa clasificatoria, aseguró nuevamente su puesto en la final, siendo la cuarta marca en esa fase.

Darlan mostró alivio y emoción después de haber tenido muchas dificultades esta temporada. Con casos de COVID en la familia – él mismo estaba infectado por el virus – y habiendo enfrentado una hernia de disco. «Fue muy difícil. Fue un susto para nosotros, mi madre y mi hermano pasaron por COVID, yo también terminé pasando por eso. Pero estamos persiguiendo y hoy es otro paso que estamos dando, el de estar en una final olímpica ”, dijo el deportista de 30 años. «Pueden estar seguro de que daré mi 200%».

Darlan aprovechó la entrevista concedida a SportTV para enviar mensajes. “Quiero enviarle un beso a Sara, mi esposa, que cumple años y debe estar llorando”, dijo sobre los 30 años de la ex saltadora con pértiga. Aprovechó la oportunidad para hacer un «corazoncito» para su hija Alice y hablar con los fans. “El día 5 (en Japón) todos pueden mirar y enviar energía positiva a la final. Lo que sea que dependa de mí, puede estar seguro de que estoy aquí al 200% «.

Romani se instaló en la elite de los lanzadores de bala hace cinco años, durante los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro logró el quinto puesto con 21,02 metros, siendo así el mejor sudamericano en la historia de la prueba. Hasta entonces, los mejores antecedentes correspondían al chileno Gert Weil (6° en Seúl 88 con 20.38) y al argentino Germán Lauro (también 6° en Londres 2012 con 20.84), dos de los que precedieron a Darlan en el récord sudamericano.

La actuación olímpica catapultó a Romani hacia la elite, se apoderó de los titulos sudamericanos y el oro en los Juegos Panamericanos de Lima, y también dio un gran salto de calidad en sus marcas, ingresando al “club” de los 22 metros con un mejor registro de 22.61 que consiguió en el Prefontaine Classic de Stanford, el 30 de junio de 2019.

Romani logró siete performances por arriba de los 22 metros y una de ellas fue en el concurso de bala más impresionante de la historia, que tuvo lugar en el Campeonato Mundial de Doha 2019. Allí se quedó con el cuarto puesto con 22,53 m. Y la definición fue espectacular. El neocelandés Tom Walsh, quien defendía la corona lograda en Londres 2017, lideró durante las cinco primeras rondas con la mejor marca de su vida (22.90 m). Pero en la sexta y última apareció el estadounidense Joe Kovacs -quien había sido campeón mundial 2015- y lo aventajó por un centímetro. Todavía faltaba Ryan Crouser y éste también llegó a 22.90, desalojando al neocelandés del segundo puesto.

Ahora, estos tres hombres volverán a estar en la lucha, aunque Crouser parece haber tomado ventajas en los últimos tiempos.

Durante la clasificación en Tokio, realizada en la jornada de este martes 3, Crouser lideró con 22.05, delante de Walsh con 21.49 y Mesud Pezer (BIH) con 21.33. Romani fue cuarto, mientras Kovacs pasó por poco (20.93 para el undécimo lugar). Entre los que se quedaron afuera están los dos créditos polacos con antecedentes sobre los 22 metros: Michal Haratyk (13° en la qualy con 20.86) y Konrad Bukowieki (tiró 20.01), también el checo Tomasz Stanek, que aparecía entre los candidatos a llegar a la final y sólo marcó 20.47

Crouser, oriundo de Portland, defenderá el título olímpico conseguido en Rio 2016, cuando marcó 22.52 (récord de los Juegos) y terminó delante de Kovacs (21.78) y Walsh (21.36).

En esta temporada, Crouser brilló al batir el récord mundial que tenía más de tres décadas. Sabemos que las marcas de los lanzamientos establecidas hasta principios de los 90 parecen “imposibles” y así figuraban los 23.12 de Randy Barnes (20-5-90). Sin embargo, el ascenso de Crouser se vio este año con esos formidables 23.37 que consiguió durante los Trials de Eugene, el 18 de junio. Un mes antes, en Tucson (Arizona), ya había insinuado que el récord estaba cerca al conseguir 23,01 m.

Crouser, Barnes y el alemán (del Este) Ulf Timmermann (23.06 en 1988) son los únicos atletas hasta ahora que superaron la barrera de los 23 metros. Crouser es el poseedor de cinco de las diez mejores marcas de la historia. Y si se toman en cuenta sus diez mejores performances, ha lanzado exactamente esa cantidad por arriba de los 22.69.

Es el hombre a vencer. En la lista mundial all-time, Dovac figura 5°, un puesto por delante de Walsh, ambos gracias a la citada actuación en el Mundial de Doha.

Kovac integrará este jueves un poderoso team USA con Crouser y que se complementa con Payton Otterdahl, el tercero de los lanzadores surgido de los Trials con una marca personal de 21.92m. Sin embargo, Otterdahl clasificó con lo justo (20.90 m. en el 12° lugar).

Walsh y tal vez Romani -si se dan las condiciones- son los que parecen que puedan luchar bien arriba. El neocelandés estará una vez más acompañado por aquel gran proyecto juvenil llamado Jack Gill, quien no pudo concretar en mayores todo lo que insinuaba con sus múltiples récords u20 y u18.

En esta temporada, Walsh ha lanzado un mejor tiro de 22.22m, hace pocas semanas en Hungría. Gill, por su parte, clasificó con 20.96 en Tokio, noveno lugar, aunque viene de registrar 21.55 en un torneo en su país (Auckland). Y Romani llega con 21.56 m como mejor marca de temporada, lograda el 23 de juno en Braganca Paulista.

Ryan Crouser también intenta hacer historia en una especialidad donde su país ha ganado 19 de las 29 finales anteriores. Los otros títulos fueron de Alemania y Polonia (3), Finlandia (2), la ex URSS e Italia (1).

El más exitoso lanzador de la historia olímpica, y también un verdadero revolucionario de la especialidad, fue Parry O’Brien campeón en 1952 y 1956, y subcampeón en Roma 60, además de cuarto en Tokio 64. Otros que lograron dos títulos fueron su compatriota Ralph Rose hace más de un siglo (1904 y 1908, subcampeón en 1912) y, recientemente, el polaco Tomasz Majewski, que se consagró campeón en 2008 y 2012, cerrando su campaña con un sexto lugar en Río.

¿ Te gustó esta noticia ?
¿ Quieres compartirlo ?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
¿ Qué opinas ?

ArgentinaBoliviaBrasilChileColombiaEcuadorGuyanaPanamáParaguayPerúSurinamUruguayVenezuela

© 2021 atletismosudamericano.org