El brasileño Boza llegó al podio en salto en largo

Fuente: CBAT

Con una marca de 7.90 metros que consiguió en su último intento -cuando trepó desde el octavo puesto- el brasileño Gabriel Luiz Boza logró la medalla de bronce del salto en largo, durante el segundo día de competencias del Campeonato Mundial u20 en el estadio Pascual Guerrero, en Cali (Colombia), este martes 2 de agosto.

El vencedor fue el francés Erwan Konate con 8.08 y la medalla de plata correspondió al cubano Alejandro Parada con 7.91, marca que consiguió en el arranque de la competencia. Boza pudo desbordar a varios rivales con su último salto -el estadounidense Curtis Williams quedó cuarto con 7.86. El brasileño había comenzado con un nulo, para seguir con 7.72, otro nulo, 7.58 y 5.94.

Recordman sudamericano de la categoría con los 8.04 que mantiene desde el 4 de septiembre del año pasado en Braganca Paulista, Boza había ocupado el 4° puesto en el anterior Mundial (Nairobi 2021) con 7.83 m. En esta temporada, su mejor marca ya era de 7.90. Entrena en Presidente Prudente bajo la conducción técnica del ex decathleta y lanzador Cremilson Juliao Rodrigues.

«Y yo me sentía muy bien, sabiendo que me iba a salir una medalla. Fue cuestión de ajuste. En el quinto salto me equivoqué y mi entrenador me dijo que es el último salto, pero ¿quién? dijo: ¿Necesitas dos saltos para ganar? Necesitamos un solo salto para ganar. Me puse eso en la cabeza y antes de comenzar la carrera en la marca realmente sentí que iba a ser medallista en el Mundial y eso fue lo que sucedió. Vine, como si fuera el último salto de mi vida, y llegó la medalla”, dijo Gabriel Boza.

En ningún momento se sintió presionado durante la carrera, a pesar de un dolor en el tobillo -la pista donde entrena, en Presidente Prudente, está en remodelación desde el Trofeo Brasil. «Eso no era una excusa, no podía tomarlo como una excusa y me lo metí en la cabeza».

Boza nació el 7 de marzo de 2003 y comenzó a saltar en los Juegos Escolares, en su ciudad natal de São José dos Pinhais, Paraná. Soy un niño y todavía tengo mucho que aprender, puedo mejorar en la técnica, mental y físicamente, pero eso es lo que quiero llevar con mi vida. Todavía mejoro y eso me deja con la confianza allá arriba en vuelos más altos. Con todas las fallas y la adversidad, soy medallista del Mundial».

Gabriel dijo que está inspirado en Alison dos Santos, campeón mundial de 400 m con vallas: «Cada competencia a la que va hace historia. Fue medallista de bronce olímpico, fue campeón mundial, es tranquilo y concentrado. En el atletismo, es mi inspiración». 

   Gabriel está ansioso por hablar con su madre Jo y su novia Raíssa y dijo que lo apoyaban con mensajes de confianza. “Ella me mandó un mensaje y me dijo: ‘Hijo, nunca te exigí nada, pero toma posesión de la medalla’. Y también mi novia que me dijo: ‘Disfruta, salta con gusto’. Y mi entrenador también me dijo cosas lindas. y Rogério Bispo ( ex saltador ) que también me enviaron mensajes que ayudaron».

Lo más leído en 7 días