El balance del tercer día mundialista

La jornada del domingo 17 de julio -tercera de este Mundial de Eugene, Oregón- se había iniciado muy temprano, con el maratón masculino que logró el etíope Tola y los 10 mil metros en la pista, dominados nuevamente por el recordman mundial Joshua Cheptegei, de Uganda.

Hubo acción para todos los gustos y, entre los sudamericanos, junto al 8° puesto de Daniel Ferreira do Nascimento en el maratón, lo mejor fue el 5° lugar del también brasileño Darlan Romani en lanzamiento de bala. Sus 21.92 esta vez no fueron suficientes para luchar por un sitio en el podio, copado por los locales Ryan Crouser (22.94), Joe Kovacs (22.89) y Josh Atowunde (22.29).

Pero Brasil también cuenta con la carta de Alison Brendom Alves dos Santos, quien avanzó sin dificultades a la prueba decisiva de los 400 metros con vallas. De acuerdo a lo observado en las preliminares, volverá a darse el «super duelo» que ya asombró al mundo un año atrás, en la final olímpica en Tokio, con el noruego Karsten Warholm y el estadounidense Rai Benjamin. Este logró la primera semifinal con 48s.44, sin mayor exigencia. En la segunda, Alison se impuso con 47s.85 y sus tres escoltas también avanzaron a la prueba decisiva (los estadounidenses Trevor Bassitt con 48s17 y Khallifah Rosser con 48s34, y el estonio Rasmus Mägi con 48s40). Y en la tercera serie ganó el campeón olímpico y recordman mundial, el noruego Karsten Warholm con 48s00, seguido por el francés Wilfried Happio a 14 centésimas. Había dudas por el estado físico de Warholm, lesionado semanas antes en Rabat, pero ahora se mostró sin dificultades.

Antes de entrar a la pista, antes de correr Felipe, mi entrenador Felipe Siqueira y yo, hablamos y la idea era hacer una buena carrera, controlada, sin hacer locuras, sin soltarnos en el último minuto. Era una carrera para mí clasificar y ahora se trata de llegar a la final y hacerlo lo mejor posible”, comentó Alison.

Sobre el estado de los rivales, Benjamin y Warholm, que dijeron no estar en la mejor forma, Alison muestra tranquilidad. «Están bien, estoy seguro», dijo. “Todos quieren el título en esta carrera y yo también. Estoy muy emocionado por la final y dando lo mejor de mí. Será increíble volver a competir contra Warholm y Benjamin. Estoy deseando que llegue y tengo curiosidad sobre los tiempos que podemos alcanzar».

En la otra prueba de vallas -sobre 110 metros- también había esperanzas de avance para los atletas brasileños, pero no se dio. El flamante recordman sudamericano Rafael Henrique Campos Pereira fue cuarto en la primera semifinal con 13s46, en tanto Eduardo dos Santos Rodrigues de Deus quedó 8° en la segunda semi con 13s.62.

«Había largado bien, pero luego de la primear valla y perdí el equilibrio, casi me caigo. Logré recuperarme, pero luego tuve otro error en el medio de la carrera», dijo Rafael, admitiendo su frustración porque tenía plenas condiciones para avanzar, considerando que ya ha corrido seis veces en el año por debajo de las 13.30 horas. «Cada carrera es una lección. El objetivo final son los Juegos Olímpicos de París».

Horas después, en la final, el estadounidense Garnt Holloway retuvo su título mundial con 13s.03, seguido por su compatriota Trey Cunningham con 13s08 y la revelación española, Asier Martínez, con 13s17. Había dos andariveles vacíos al largarse esa final: Devon Allen (EE.UU., número 1 de la temporada) y Hansle Parchment (Jamaica, campeón olímpico). Este se lesionó momentos antes de la carrera, cuando entraba en calor. Y Allen -quien venía de marcar 12s.84, a cuatro centésimas del record mundial, en Nueva York hace pocas semanas- fue descalificado por salida en falso, prácticamente imperceptible. Ahora se alejará del atletismo: fue contratado por los Philadelphia Eagles para la liga de fútbol americano (la NFL).

Otro 1-2 para el atletismo de Estados Unidos, sumado a los de lanzamiento de bala y 110 metros con vallas, se dio en el salto con garrocha femenino, donde ganó la campeona olímpica Katie Nageotte con 4.85 m., la misma marca que su compatriota Sandi Morris. Ambas entrenan bajo la guía de una ex estrella de la disciplina, Brad Walker. Para Morris fue su tercera medalla de plata consecutiva en los Mundiales, sumada al segundo lugar olímpico del 2016, que le deja cierta sensación a frustración, aunque posee dos títulos mundiales indoor. Morris venía de superar a Nageotte en sus últimos once encuentros y no pudo hacerlo ahora. La medalla de bronce fue para la australiana Nina Kennedy con 4.80 m.

Si EE.UU. también había copado el podio de los 100 metros masculinos, 24 horas después se invirtió la situación: Jamaica hizo lo propio en la carrera femenina, tal como lo indicaban los pronósticos. Y la notable Shelly-Ann Fraser Price ganó por quinta vez esta prueba con 10s.67, récord de Campeonato, seguida por Shericka Jackson con 10.73 y la campeona olímpica Elaine Thompson-Herah con 10s.81.

En esta misma jornada, la guyanesa Aliyah Abrams, con 51s.98, consiguió su pasaporte a las semifinales de los 400 metros llanos femeninos, no así los atletas brasileños.

Concluyó el recorrido del mediofondista uruguayo Santiago Catrofe, tras su meritorio paso a las semifinales de los 1.500 metros. Ahora, en la primera semi marcó 3m40s16 para ocupar el 10° puesto, en prueba dominada por el keniata Abel Kipsang (3m33s68) y el español Mohamed Katir (3m34s45). La otra semi vio adelante al británico Josh Kerr (3m36s92), delante del español Mario García (3m37s01), el noruego y campeón olímpico Jakob Ingebrigtsen (3m37s02) y el keniata Timothy Cheruiyot, con dos centésimas más.

En la clasificación del lanzamiento del disco, los sudamericanos estuvieron lejos de sus principales marcas, sin chances así de acceder a la prueba decisiva. En el grupo A, el chileno Lucas Nervi hacía su debut en estas lides y quedó sin marca. En el grupo B, su compatriota Claudio Romero (reciente campeón universitario de EE.UU.) registró 61.69 y el colombiano y finalista olímpico Mauricio Ortega quedó en 59.19, siendo así 20° y 26° respectivamente en la fase clasificatoria, encabezada por el lituano Mykolas Alekna con 68.91.

Para este lunes 18 la gran expectativa se concentra en la venezolana Yulimar del Valle Rojas, a la búsqueda de otra hazaña: su tercer oro consecutivo del salto triple en los Mundiales.