Dolor en el adiós a Luiz Antonio dos Santos

Fuente: CBAT

A los 57 años, Luiz Antonio dos Santos, el bicampeón de la Maratón de Chicago, bronce en el Mundial de Gotemburgo-1995 y décimo en los Juegos Olímpicos de Atlanta-1996 sufrió un paro cardíaco este sábado por la mañana, en Taubaté. CBAt declaró duelo oficial durante tres días

La Confederación Brasileña de Atletismo (CBAt) tiene el duro deber de informar la muerte del «maratonista de acero», Luiz Antônio dos Santos, medallista de bronce en la Copa del Mundo de 1995 en Gotemburgo, Suecia, gerente del equipo LUASA Sports, que lleva las iniciales de su nombre, y agente de varios deportistas extranjeros, principalmente africanos, en Taubaté, en Vale do Paraíba (SP), este sábado por la mañana (6 de noviembre), mientras ve la televisión en casa. La CBAt decretó un duelo oficial de tres días en honor al gran campeón.

Integrante del Programa Ídolos de Loterías Caixa y CBAt, sufrió un paro cardíaco y fue trasladado a una UPA en Taubaté, pero ya falleció. Los familiares aún no han decidido los detalles del velorio, pero ya han expresado el deseo de enterrarlo en la ciudad de Volta Redonda, en Río de Janeiro, donde nació el 6 de abril de 1964. 

Por su trayectoria –comenzó a entrenar en la Companhia Siderúrgica Nacional (CSN) – obtuvo una apasionante biografía, escrita por el profesor Anselmo José Pérez, titulada “La Maratón del Acero: La Historia de un Atleta Brasileño”, publicada en un libro en 2019. .

Luiz Antônio era un asistente habitual de los concursos oficiales de CBAt, cuando no estaba en Kenia, como líder de LUASA, un proyecto exitoso en el Valle de Paraíba. Ganó el bronce en la Copa del Mundo de Gotemburgo de 1995 y por equipos en la Copa del Mundo de Maratón de Atenas de 1997.

Cuando era niño, soñaba con ser jugador de fútbol, ​​siempre corría mucho. Ya de adulto, en 1985, conoció a un atleta del equipo de su ciudad vecina, Barra Mansa, y pidió representar al equipo en una competencia en Río.

No tenía dinero, pero caminó 6 km hasta la estación de autobuses de Volta Redonda y tomó un paseo con el equipo de Barra Mansa para correr los 10 km de Volta do Maracanã. Fue 16º, el mejor resultado del equipo. 

Tres años después, en 1988, comienza a dedicarse más al atletismo y a entrenar con Henrique Viana. Se dedicó a los entrenamientos, perseverante en las competiciones y tuvo un final muy fuerte.Luiz Antônio, ex trabajador del CSN, tuvo un impulso en su carrera deportiva a partir de 1993, cuando corrió por primera vez los 42.195 km en el Maratón de Blumenau, en Santa Catarina, en 2:12:15. El resultado no fue aprobado porque la competencia no era oficial, pero fue una prueba de su talento para las largas distancias.

Luiz Antônio se jubiló recientemente debido a la leucopenia (que causa una disminución de los glóbulos blancos), una enfermedad ocupacional. Hasta entonces, tenía buenos resultados en distancias más cortas como los 10 km, 15 km y media maratón (21.097 km) o en las tradicionales carreras en pista, como los 5.000 my 10.000 m.

Se incorporó a la élite del fondo al ganar el bicampeonato del Maratón de Chicago, en 1993 y 1994. Al optar por una carrera rápida en 1995, el Maratón de Boston, también en Estados Unidos, quedó en tercer lugar con un tiempo de 2: 11:02 y se unió al selecto grupo de sudamericanos corriendo la distancia en menos de 2:12:00.

Llamado para defender a Brasil en el Mundial de 1995 en Gotemburgo, Suecia, Luiz Antônio ganó la medalla de bronce, el 12 de agosto, a las 2:12:49 – el campeón fue el español Martin Fiz y el vicecampeón fue el mexicano Dionysius Cerón. En el mismo año de 1995, cuando alcanzó la madurez – 32 años – ganó el Maratón de São Paulo y rompió el récord sudamericano de 2:09:55 de Osmiro Silva, desde 1991. También ganó el Maratón de Fukuoka, en Japón, con 2:09:30.

A pesar de los buenos resultados, Luiz Antônio sufrió los efectos de la leucopenia, que le provocó baja inmunidad y enfermedades oportunistas. Compitió en los Juegos Olímpicos de Atlanta-1996, en los Estados Unidos, fue décimo, con 2: 15.55, hasta entonces el mejor puesto en Brasil en el maratón de unos Juegos Olímpicos.

Compitió en otra Copa del Mundo y ocupó el quinto lugar en Atenas-1997, Grecia, con 2:15:31. En el Mundial de Maratón, disputado por primera vez simultáneamente con el Mundial, su quinto lugar ayudó a Brasil a ganar, junto a Vanderlei Cordeiro de Lima y Osmiro de Souza Silva, la medalla de bronce por equipos.

En 1999, recuperó visibilidad al ganar el Medio Maratón de Río de Janeiro.

Su récord personal llegó en el Maratón de Rotterdam de 1997, en Holanda, con 2:08:55. Hizo buenas notas en Brasil y en el extranjero bajo fuerte calor y clima templado, en competencias tradicionales. Sus mejores notas son: 14: 25.68 en los 5.000 m (15/5/1999), en São Paulo, 28: 37.44 en los 10.000 m (17/5/1996), en Río de Janeiro, 29:48 en el 10 km (25) / 5/1997), en Santos, 43:54 en los 15 Km (26/2/1994), en Tampa / USA, 1:02:28 en la media maratón (24/9/1004), en Oslo / NOR.

Después de terminar su carrera, en 2005, Luiz Antônio estudió para ser entrenador y creó LUASA. Además de trabajar con deportistas de todas las categorías, el equipo mantiene un intercambio con corredores africanos de larga distancia, especialmente de Kenia, que vienen a Brasil para entrenar y competir en carreras callejeras.

Luiz Antônio fue un gran amigo, para mí un referente en el atletismo y en el mundo del street racing. Incluso recomiendo leer la biografía de Luiz Antônio a todos. Una persona fantástica que superó varias dificultades en la vida y se convirtió en uno de los corredores de maratón más grandes del mundo y en un gran entrenador y entrenador al frente del equipo LUASA. Mis sentimientos más profundos. mi homenaje y mi respeto a todos sus familiares, deportistas y amigos ”, dijo el presidente del Consejo de Administración de CBAt Wlamir Motta.