El velocista olímpico ecuatoriano Álex Quiñónez fue asesinado a tiros la noche de este viernes 22 de octubre. El hecho violento se registró en el sector Colinas de la Florida, en el noroeste de Guayaquil.

Según testigos, varios sujetos utilizando trajes parecidos a los de la Policía Nacional llegaron al sitio y dispararon en contra de dos personas, una de ellas Quiñónez.

Los atacantes llegaron en un vehículo, cerca de las 21:20. Otro individuo fue asesinado en el hecho. Él fue identificado como Christopher Arcalla Ramírez, quien no registra antecedentes penales, según información policial.

Personal de Criminalística y de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) acudió al sitio para recabar indicios.

Roberto Ibáñez, presidente de la Federación Deportiva Provincial del Guayas (Fedeguayas), confirmó el asesinato de Quiñónez.

Mi corazón está totalmente destrozado, no encuentro palabras para describir el vacío que siento. No puedo creerlo hasta cuando vamos a seguir viviendo tanta maldad e inseguridad. Descansa en paz querido Alex te voy a extrañar toda la vida”, publicó Ibáñez en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Deporte de Ecuador también se refirió al suceso. “Hoy perdimos a un gran deportista, a una persona que nos hizo soñar, que nos hizo emocionar”, publicó esta cartera de Estado.

La Policía Nacional informó que activaron equipos para los operativos de captura de los presuntos responsables de estos asesinatos.

Quiñónez representó a Ecuador en los Juegos Olímpicos Londres 2012, donde fue finalista en la prueba de 200 metros de atletismo. También obtuvo la medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Doha (Catar), en el 2019.

El deportista fue catalogado como “el mejor velocista de la historia del Ecuador” por parte del Ministerio de Deporte.